Compartir

Aperitivo, aperitif en francés, apero… Hay mil maneras de llamar este momento del día, cuando te reúnes con tus amigos, tu familia, tu pareja, en una terraza en verano, alrededor de la chimenea en invierno…
Muchos sabemos qué es el aperitivo. Pero…¿sabemos cuál es el orígen del aperitivo ?

Debemos remontar a la edad media. Los primeros aperitivos tenían una función medicinal. Uuuuuuuuhhh como han cambiado los tiempos !! Hoy, digamos que la cosa ha cambiado, es al revés : los aperitivos, según la duración y lo que se haya tomado, pueden provocar trastornos digestivos y dolores de estómago y a veces hasta dolores de cabeza.
La palabra “aperitivo” viene del latín “aperire”, que significa “abrir” : se solía consumir un vino cocido, aromatizado con hierbas, y se decía que abría el apetito, y que preparaba tu estómago a recibir y digerir comida.
En aquella época, y durante muchos siglos, el aperitivo se refería a todo aquello que abría el apetito y facilitaba la digestión.

Recuerda que los extremos son malos, y con el aperitivo pasa lo mismo : cuanta más moderación mejor .
Salud !