La truffade

Posted on Categories: RecetasTags: , , , , Leave a comment on La truffade

Estamos en plenas fiestas navideñas, y nuestra meta de hoy es seguir sumando calorías, gracias a un plato contundente y buenísimo. Me encantan estos platos de invierno.

Hoy, os presento una delicia, pero mucho menos conocida que su primo el Aligot. ¿Qué es el Aligot por cierto ? Es una mezcla de patata en puré, de crema y de tome de Cantal o de Laguiole por ejemplo (tome con una sola “n” sí sí).

Hoy hablamos de la Truffade. ¿Qué es la truffade ? ¿Porqué se llama truffade ?
La truffade es un plato tradicional de la Auvernia, Macizo Central. El término “truffade” viene de “trufa” que significa “patata” en “auvergnat”. El ingrediente estrella de esta delicia es el Cantal, un queso con denominación de origen. De varios tipos de afinados, el Cantal Joven es el que se utiliza para la truffade.
Se trata de un plato económico y sobretodo fácil de preparar. Ya sabes que no me gusta mucho cocinar, así que si te digo que es fácil de preparar, es que lo es !

Para preparar la truffade perfecta, para cuatro personas, necesitas :
Antes de empezar, tienes que mentalizarte : la truffade NO es un plato ligero. Tiene que quedar claro.
– 1 kg de patatas
– 500g de queso Cantal joven
– Manteca si tienes, y sino, aceite de girasol.
– Sal
– Pimienta

En un momento de locura gastronómica, si se te ha ocurrido poner tocino, que sepas que es posible, pero pones tu digestión en peligro !

Venga, al ataque. Primero coges las patatas. Cualquier tipo de patatas, pero que no sean jóvenes. Las que tienes olvidadas en la despensa, o en el cajón de tu nevera.
Pones a calentar la sartén. Una sartén que sea un poco honda. Pones a derretir la manteca (o a calentar el aceite). Ahora me dirás “¿qué cantidad de aceite ?”. Recuerda que no es un plato de régimen, así que no ahorremos la grasa. No te pases, pero no te quedes corto tampoco. Más o menos como cuando preparas una tortilla. Que no se enganche la patata.
Y ahora ? A cocer la patata : media hora, más o menos, a fuego lento, sin cubrir, y removiendo regularmente, para que no se enganche. Al cabo de media hora, vas subiendo el fuego, poco a poco, durante unos diez minutos. El tiempo de cocción dependerá de la patata que hayas elegido. La patata tiene que quedar melosa por dentro, pero ligeramente frita por fuera.
Corta el queso Cantal en láminas finas, añádelo a las patatas, y pon la sal y la pimienta. Ahora, tienes que chafarlo todo pero por encima. No debes llegar al puré. Chafarlo todo para que se mezcle bien el queso con las patatas y dejar en la sarten unos minutos hasta que quede un poco dorado.

Regarás este plato con un Côtes du Rhône y…a disfrutar !

La ciruela-pasa de Agen

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on La ciruela-pasa de Agen

En nuestra nueva entrada de hoy, hablaremos de la ciruela-pasa de Agen, una especialidad gastronómica de la zona sudoeste de Francia, en el Lot-et-Garonne. Pero pobrecilla, tan mal conocida… Especialidad gastronómica, y mucho más : el mejor aliado de tu bienestar intestinal. Pero volvamos a lo nuestro : la cocina, las recetas.

Sí, la ciruela-pasa de Agen se utiliza para cocinar, y a continuación te desvelaré una de mis (mis ?) mejores recetas. Querido fiel lector, ya sabes que poco cocino, así que esta receta, mía no es, seguro. Pero tiene buena pinta, así que pronto me enfrentaré a ella. Sigamos. Hoy, cocinamos un CAKE DE CIRUELAS-PASAS. Sí, sí, has leído bien. Las ciruelas-pasas tienen varios grados de humidificación, y las que tenemos en nuestra tienda tienen un grado de 35% de humedad : les da un toque meloso, suave, buenísimo.

Coge tu libreta, tu boli y listo.

Ingredientes :
12 ciruelas-pasas 35%
Media manzana
Medio limón
150g de mantequilla
150g de azúcar
150g de harina
1 sobre de azúcar vainillado
1 pizca de sal
3 huevos

Lo primero que tienes que hacer, es encender el horno. BÁ-SI-CO. A 150 grados. Coge un molde, y úntalo con mantequilla. Coge un primer ensaladero (buf…solo de pensar en fregar todo lo que vas a ensuciar, se me quita el hambre…). Quita los huesos a las ciruelas-pasas y trocéalas. Ahora, pela la manzana, quítales el corazón y pélalas. Una vez estén troceadas las ciruelas-pasas y las manzanas, lo pones todo en el cuenco. Ralla la piel del limón y échala en otro ensaladero (el segundo ya) con la mantequilla, el azúcar, el azúcar vainillado y la pizca de sal. Mézclalo todo con la batidora hasta conseguir una pasta fabulosa, blanda y cremosa. Mezcla los huevos, tamiza la harina y mézclalo todo, rapidamente, con la maravillosa pasta que acabas de conseguir. Añade los trozos de ciruelas-pasas y de manzana. Vierte la preparación en el molde y al horno, durante una hora, más o menos.

Está tu preparación en el horno ? Muy bien, ahora ya sabes lo que te toca hacer, verdad ? Fregaaaaaar !!! Pues sí. Tienes lavavajillas ? Bueno…no sé si es mejor..llenarlo, vaciarlo…

Cuando haya pasado la hora, saca el cake del horno, y déjalo enfriar antes de sacarlo, sino, mal vamos. Cuando esté a temperatura ambiente, lo puedes degustar, y sorprender a tus invitados.

Bon appétit, y hasta la próxima entrada !!

MUFFINS DE MORBIER

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on MUFFINS DE MORBIER

Cuanto tiempo desde mi última entrada ! Ha pasado el verano, y si me despisto, entraremos en el invierno y seguiré sin haber publicado.

Hablando de invierno, he encontrado el compañero ideal de mis inventos en la cocina para entrar en calor ! Los que me leéis sabréis ya que la cocina y yo es una historia de amor y desamor. Pero no me rindo, jamás. Y hoy, os voy a presentar una receta, que me parece hasta fácil ! Y no dejaremos la cocina hecha un campo de batalla : hay que tener este detalle en cuenta a la hora de innovar en la cocina. El producto estrella de esta receta es un queso fantástico, y que gana mucho si se toma caliente. Es ideal para estas cenas contundentes de invierno. Esta maravilla se llama Morbier. Una delicia elaborada con leche cruda de vaca, y que tiene denominación de origen desde 2002. Nos viene directamente de la región llamada Franco-Condado.

Mi receta de hoy : muffins al Morbier y tomates secos. Bueno, digo “mi” receta, pero nos entendemos, verdad ?  Venga, som-hi.

Para 4 personas, tendrás que tener preparado :

Unos moldes especiales para muffins. Si son de silicona, mucho mejor. Es más fácil a la hora de sacarles del molde, y no se engancha.

-150g de Morbier (ya sabes dónde encontrarlo, verdad ? En Epicerie Mélanie, por supuesto)

-150g de harina

-2 huevos

-medio paquete de levadura química

-2 cucharaditas de crème fraîche

-1 cucharada sopera de leche

-1 cucharada sopera de aceite de oliva

-media cucharadita de curry

-6 trozitos de tomates secos

-2 cucharadas soperas de cebollino bien cortada, muy fina.

-Sal y pimienta

 

Pon el horno a calentar a 180º. Mientras se va calentando, preparas los muffins. Coge una ensaladera y mezcla la harina con la levadura.

En otra ensaladera, mezcla los huevos, la nata liquida, la leche, el aceite, el curry, los tomates secos cortados en trozitos, el cebollino, el Morbier cortado en pequeños dados, la sal y la pimienta. Ahora, tienes que mezclar esta preparación con la harina y la levadura. Tiene que ser rápido. Solo mezclar, y que quede bien. Ahora que tienes esta fabulosa preparación lista, tienes que rellenar tus moldes de muffins, pero solo ¾ partes, porque la masa subirá. Y al horno, durante 25 minutos.

Ahora viene la parte que hace que no cocino más a menudo : tienes que fregar, recoger, secar, guardar… Pero ¿verdad que no se nos ha acumulado tanto ? Que bien.

Han pasado los 25 minutos ? Fantástico ! Tienes que sacar los muffins del horno, y esperar un ratito a que se enfríen un poco. Los puedes comer calientes, o tibios, acompañados de una buena ensalada de rúcula por ejemplo.

Bon appétit, y hasta la próxima entrada !!

LA ENSALADA DEL VERANO

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on LA ENSALADA DEL VERANO

El verano es sinónimo de sol, terrazas, relax…pero también es sinónimo de amigos y barbacoas gigantescas. En nuestra entrada de hoy, te presento el nuevo compañero de tus barbacoas : el TABOULÉ. TA-BU-LE. Una alternativa sana a las patatas chips o patatas fritas.

No nos confundamos con el cuscús, de acuerdo ? El taboulé se come frío. Es el acompañamiento ideal de tus barbacoas : sabroso, fresquito, diferente y muy original. Y lo que más me gusta del taboulé, es que es muy fácil de preparar. Entretenido, pero fácil. Luego os doy más detalles.

El taboulé original es un tipo de ensalada, a base de boulghour y perejil que viene de Líbano y Siria. En Francia, disfrutamos de otra variante del taboulé : la base es la sémola de trigo, también llamada “grano de cuscús”, y se ponen tomates, pepinos, pimiento verde, rojo, cebolla si se quiere, y hojas de menta picadas.

¿Estás listo para preparar un taboulé y disfrutarlo este fin de semana? Los que me leéis ya sabéis que no soy una amante de la cocina, ni me gusta estar mucho tiempo controlando el fuego, por ejemplo. Así que el taboulé me encanta ! Porque además de fácil de preparar, si preparas una buena cantidad, puedes guardar lo que te sobre un par de días en la nevera, y sigue igual de bueno.

Para preparar mi taboulé, para unas 10 personas, compro :

***Se prepara el día anteriooooooor !! Y si te vas a dormir y se te ha olvidado prepararlo, pues pon el despertador, y a madrugar, sino, tu taboulé no estará listo para tu día !!

  • Sémola de “grano medio”, paquete de 500g.
  • Unos 10 tomates medianos. No me preguntes que peso tienen 10 tomates, no lo sé ! Los “de pera” van bien, y si compras la variedad “corazón de buey”, mucho mejor. Esta variedad es un poco más cara, pero los tomates son muy buenos.
  • Un pimiento verde, uno rojo, un poco grandes
  • Dos pepinos
  • Unos 10-12 limones.
  • Menta
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Te explico un poco el “concepto” : es un plato que no requiere cocción, ni hace falta calentar nada : la sémola se “cuece” con el jugo que va soltando la verdura. Tienes que mezclar la sémola CRUDA con toda esta verdura cortada a trozos pequeños. La cortas toda EXCEPTO los limones y la menta.

Ahora sí, hay que reconocer que aunque sea un plato fácil de preparar, es muuuuuuy entretenido. Porque toda esta verdurica tan mona que tienes allí delante de ti, pues la tienes que cortar a trozitos pequeños ! Si tienes un robot, perfecto, pero no para los tomates, eh ? Los tomates los cortas a dados pequeñitos, y el el jugo que vaya cayendo, recuerda que lo tienes que guardar. El robot podría hacer un puré de tomates, no ? Bueno, yo no me atrevo.

A medida que vas cortando la verdura, la dejas en una ensaladera grande, y una vez cortada, le echas la sémola. Añadele unas 4 o 5 hojas de menta, bien picadas. Lo remueves todo muy bien, cuidadosamente.

Ahora, tienes que exprimir 8 limones (solo 8, eh ? no todos los que has comprado). Cuando empiezas a exprimirlos, si ves que tienen mucho jugo, exprime solo 6, para empezar. Luego, ya veremos. Y este zumo, lo echas al taboulé. Luego lo riegas todo con un buen aceite de oliva. No se trata de sumergir el taboulé en aceite, sino dejar un buen toque suave a la ensalada. Remueve bien tu fabuloso taboulé.

Ahora, tapa la ensaladera con un trapo limpio y a la nevera. Y a fregar y recoger !! La parte que más disfruto 😉 Pero hay que reconocer que un taboulé no te deja la cocina hecha un campo de batalla, verdad ?

A la mañana siguiente, lo pruebas. Si ves que te ha quedado un poco seco, le echas más zumo de limón, de los que te sobraron y aceite si hace falta.

A disfrutar, y feliz barbacoa !

TARTA DE FRESAS Y CREMA PASTELERA

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on TARTA DE FRESAS Y CREMA PASTELERA

En esta nueva entrada, me enfrento a un clásico de la “pâtisserie” francesa : la tarta de fresas.

Es un postre fácil de hacer, muy bueno, y con el cual siempre quedarás muy bien. Prepara una buena tarta de fresas a tus invitados, o si te toca llevar el postre a algún sitio, y triunfarás.

A lo largo de mis artículos, habrás podido ver que no soy una cocinera experta, y que me gustan las cosas fáciles de hacer, y rápidas !

El producto estrella de la tarta de fresas es la fresa, bien sûr, pero no nos olvidemos de la crema pastelera, que constituye la base de la tarta. Una crema pastelera se compone de leche, harina, azúcar, huevos y vainilla. Ya te estoy viendo, levantando los ojos al cielo : “Buaaah… Cocinar ahora… y me falta la mitad de los ingredientes… ¿Bajar a comprar ahora? Que pereza…”

Allí es donde intervengo yo, no te preocupes. Tu tarta, la harás, es mi reto de hoy.

En Francia tenemos una variedad inmensa de preparaciones para postres : para coulant de chocolate, para bizcochos de mantequilla, para crêpes y también para…crema pastelera ! Los “anti-preparaciones para postres” dejarán de leer este artículo. Pero si eres como yo y te gusta lo fácil, rápido y bueno, sigue leyendo.

Desde 1896, la marca francesa Alsa es especialista en preparaciones para postres de todo tipo. La preparación para “Creme pastelera” es un clásico que no puede faltar en tu cocina. Tardarás 5 minutos en prepararla, y solo necesita 30 minutos en la nevera. Bueno, quien dice 5 minutos dice 10 : entre que buscas los ingredientes y los utensilios, que los dejas todos bien preparaditos en el mármol, ya han pasado 10 minutos, porque evidentemente, nada está en su sitio en tu cocina. Y nada de plancharte el pelo mientras hierve la leche ! Que se te quemará !

Volvamos a lo nuestro.

La preparación para crema pastelera que tenemos en la tienda consiste en una bolsa de papel, bien hermética.

Vamos pasos por pasos, y así, seguro que nuestra tarta es un triunfo :

  • Abres la bolsa de la preparación. No lo dejes para después, ya entenderás porque !
  • Pones a hervir medio litro de leche en una cazuela.
  • Cuando hierva fuerte, retiras la cazuela del fuego y enseguida, absolutamente enseguida, viertes el contenido de la bolsa, toda la preparación. De allí la importancia de tener la bolsa ya abierta. Porque seguro que no encuentras las tijeras, y mientras las buscas, ya se te ha enfriado la leche. Con una batidora de mano, lo mezclas todo hasta obtener una crema lisa, espesa.
  • Viertes la crema en una ensaladera grande y lo dejas al aire libre hasta que esté tu fabulosa crema fría del todo. Mientras se va enfriando, la tienes que ir removiendo, para que no se forme esta capa fina, en la superficie.
  • Ya está fría? Le pones un film encima, y a la nevera, durante 30 minutos.

Durante estos 30 minutos, a fregar, y pon el horno a calentar, a 180º, termostato 6 !

Han pasado los 30 minutos, así que ya puedes empezar a preparar tu espectacular tarta de fresas.

Habrás comprado ya la masa en el supermercado, de estas que ya vienen hechas, y que se venden enrolladas. No? Has hecho tú la masa? Casera? Enhorabuena, te mereces todo mi respeto.

En tu molde, de unos 30 centímetros de diámetro, pones la masa, la pinchas con el tenedor y la pones en el horno, que ya estará caliente. Durante los 20 minutos que estará la masa en el horno,  debes dedicarte a lavar las fresas, 1 kilo, más o menos, quitarles la colita, y cortarlas según como prefieras tú. Incluso puedes dejarlas enteras, pero en mi opinión, no resulta muy cómodo de comer.

Acuérdate de tu masa en el horno! Y seguramente ya es hora de sacarla.

Deja que se enfríe la masa y una vez esté fría, tienes que remover la crema pastelera una última vez y verterla encima de la masa. ¿Ya lo tienes ? A la hora de colocar las fresas, deja volar tu creatividad : fresas, por supuesto, enteras o cortadas, pero también puedes rallar un poco de chocolate.

Que disfrutes de tu tarta, y hasta la próxima entrada !