La truffade

Posted on Categories: RecetasTags: , , , , Leave a comment on La truffade

Estamos en plenas fiestas navideñas, y nuestra meta de hoy es seguir sumando calorías, gracias a un plato contundente y buenísimo. Me encantan estos platos de invierno.

Hoy, os presento una delicia, pero mucho menos conocida que su primo el Aligot. ¿Qué es el Aligot por cierto ? Es una mezcla de patata en puré, de crema y de tome de Cantal o de Laguiole por ejemplo (tome con una sola “n” sí sí).

Hoy hablamos de la Truffade. ¿Qué es la truffade ? ¿Porqué se llama truffade ?
La truffade es un plato tradicional de la Auvernia, Macizo Central. El término “truffade” viene de “trufa” que significa “patata” en “auvergnat”. El ingrediente estrella de esta delicia es el Cantal, un queso con denominación de origen. De varios tipos de afinados, el Cantal Joven es el que se utiliza para la truffade.
Se trata de un plato económico y sobretodo fácil de preparar. Ya sabes que no me gusta mucho cocinar, así que si te digo que es fácil de preparar, es que lo es !

Para preparar la truffade perfecta, para cuatro personas, necesitas :
Antes de empezar, tienes que mentalizarte : la truffade NO es un plato ligero. Tiene que quedar claro.
– 1 kg de patatas
– 500g de queso Cantal joven
– Manteca si tienes, y sino, aceite de girasol.
– Sal
– Pimienta

En un momento de locura gastronómica, si se te ha ocurrido poner tocino, que sepas que es posible, pero pones tu digestión en peligro !

Venga, al ataque. Primero coges las patatas. Cualquier tipo de patatas, pero que no sean jóvenes. Las que tienes olvidadas en la despensa, o en el cajón de tu nevera.
Pones a calentar la sartén. Una sartén que sea un poco honda. Pones a derretir la manteca (o a calentar el aceite). Ahora me dirás “¿qué cantidad de aceite ?”. Recuerda que no es un plato de régimen, así que no ahorremos la grasa. No te pases, pero no te quedes corto tampoco. Más o menos como cuando preparas una tortilla. Que no se enganche la patata.
Y ahora ? A cocer la patata : media hora, más o menos, a fuego lento, sin cubrir, y removiendo regularmente, para que no se enganche. Al cabo de media hora, vas subiendo el fuego, poco a poco, durante unos diez minutos. El tiempo de cocción dependerá de la patata que hayas elegido. La patata tiene que quedar melosa por dentro, pero ligeramente frita por fuera.
Corta el queso Cantal en láminas finas, añádelo a las patatas, y pon la sal y la pimienta. Ahora, tienes que chafarlo todo pero por encima. No debes llegar al puré. Chafarlo todo para que se mezcle bien el queso con las patatas y dejar en la sarten unos minutos hasta que quede un poco dorado.

Regarás este plato con un Côtes du Rhône y…a disfrutar !

¿Porqué el Reblochon se llama Reblochon ?

Posted on Categories: Descubre FranciaTags: , , Leave a comment on ¿Porqué el Reblochon se llama Reblochon ?

Después de mucho tiempo sin publicar en nuestro blog, nuestra entrada de hoy va dedicada a un queso buenísimo, uno de los símbolos de la gastronomía francesa. Explicaremos el origen del nombre del “Reblochon”.

¿Porqué el Reblochon se llama Reblochon ?

Para contestar esta pregunta muy interesante, hay que volver unos cuantos siglos atrás, entre los siglos XIII y XVI, en la región de la Saboya, en los Alpes franceses.

Antiguamente, los payeses y agricultores tenían que pagar un impuesto, calculado en función de su producción de leche. A la hora de pagar este impuesto, los payeses y agricultores demostraban mucha astucia (como algunos de nuestros políticos, pero eso es otro debate) : sólo entregaban una parte de la leche ordeñada, para pagar menos impuesto. Que trampa ! En aquella época, ordeñar se decía “blocher”, en el dialecto local : los agricultores y payeses “blochaient” una vez por la mañana, y esa cantidad servía para pagar el impuesto.

Cuando caía la noche, volvían a “blocher”, es decir que volvían a ordeñar. En francés, volver a “blocher” se dice “re-blocher”, que se convierte en “reblocher”. Esta leche ordeñada era de mejor calidad, más cremosa, y se utilizaba para hacer el queso llamado….Reblochon !

Ya está, ahora conocéis la historia del nombre de uno de los quesos más famosos de Francia.

 

Feliz jueves, feliz semana santa, y hasta la próxima entrada !

MUFFINS DE MORBIER

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on MUFFINS DE MORBIER

Cuanto tiempo desde mi última entrada ! Ha pasado el verano, y si me despisto, entraremos en el invierno y seguiré sin haber publicado.

Hablando de invierno, he encontrado el compañero ideal de mis inventos en la cocina para entrar en calor ! Los que me leéis sabréis ya que la cocina y yo es una historia de amor y desamor. Pero no me rindo, jamás. Y hoy, os voy a presentar una receta, que me parece hasta fácil ! Y no dejaremos la cocina hecha un campo de batalla : hay que tener este detalle en cuenta a la hora de innovar en la cocina. El producto estrella de esta receta es un queso fantástico, y que gana mucho si se toma caliente. Es ideal para estas cenas contundentes de invierno. Esta maravilla se llama Morbier. Una delicia elaborada con leche cruda de vaca, y que tiene denominación de origen desde 2002. Nos viene directamente de la región llamada Franco-Condado.

Mi receta de hoy : muffins al Morbier y tomates secos. Bueno, digo “mi” receta, pero nos entendemos, verdad ?  Venga, som-hi.

Para 4 personas, tendrás que tener preparado :

Unos moldes especiales para muffins. Si son de silicona, mucho mejor. Es más fácil a la hora de sacarles del molde, y no se engancha.

-150g de Morbier (ya sabes dónde encontrarlo, verdad ? En Epicerie Mélanie, por supuesto)

-150g de harina

-2 huevos

-medio paquete de levadura química

-2 cucharaditas de crème fraîche

-1 cucharada sopera de leche

-1 cucharada sopera de aceite de oliva

-media cucharadita de curry

-6 trozitos de tomates secos

-2 cucharadas soperas de cebollino bien cortada, muy fina.

-Sal y pimienta

 

Pon el horno a calentar a 180º. Mientras se va calentando, preparas los muffins. Coge una ensaladera y mezcla la harina con la levadura.

En otra ensaladera, mezcla los huevos, la nata liquida, la leche, el aceite, el curry, los tomates secos cortados en trozitos, el cebollino, el Morbier cortado en pequeños dados, la sal y la pimienta. Ahora, tienes que mezclar esta preparación con la harina y la levadura. Tiene que ser rápido. Solo mezclar, y que quede bien. Ahora que tienes esta fabulosa preparación lista, tienes que rellenar tus moldes de muffins, pero solo ¾ partes, porque la masa subirá. Y al horno, durante 25 minutos.

Ahora viene la parte que hace que no cocino más a menudo : tienes que fregar, recoger, secar, guardar… Pero ¿verdad que no se nos ha acumulado tanto ? Que bien.

Han pasado los 25 minutos ? Fantástico ! Tienes que sacar los muffins del horno, y esperar un ratito a que se enfríen un poco. Los puedes comer calientes, o tibios, acompañados de una buena ensalada de rúcula por ejemplo.

Bon appétit, y hasta la próxima entrada !!