La Sant Joan perfecta

La Sant Joan

A tan poquitos días de Sant Joan, no puedo redactar un artículo que no hable de esta fiesta tan popular, y tan celebrada en Barcelona.

Cada uno lo celebra de una manera diferente : una cena familiar, un picoteo en casa de unos amigos, una fiesta en la playa, unas cañitas en nuestra terraza favorita…Hay mil maneras de celebrar la Sant Joan.

Personalmente, ir a la playa me da pereza. Hace diez años, celebraba la Sant Joan en primera fila : playa, toalla, bañador etc etc…Pero ahora….pfff… Demasiada gente por todas partes : en el metro, en el bus, y por supuesto en la playa. Una vez en la playa, empiezo a tener frío, y por muy bien que me lo esté pasando, tengo frío, y se me hace insoportable. Y por supuesto, llega el momento más temido de cualquier chica en una noche de Sant Joan : ir al baño. Porque en algún momento de la noche, pues tienes que ir, es inevitable ! Primero, encuentra los baños. Luego, ponte en la cola, que es peor que la cola para comprar un pollo asado el domingo en mi barrio ! Y luego, no te asustes del estado del baño ! No seamos tiquismiquis en Sant Joan.

Y después de unas cuantas horas, llega el momento de volver a casa. Quítate los tres kilos de arena que se te han acumulado en los bolsillos de los tejanos, deja limpio el trozo de playa que has estado ocupando durante 6 horas o más, tíralo todo en la basura, y prepárate para el segundo momento más temido de la noche : buscar un taxi para volver a casa. Evidentemente, puedes volver en bus nocturno, o en metro, pero bueno, reconozcamos que cuando termina la noche de Sant Joan, es muy cómodo volver a casa en taxi. Si es que encuentras uno !! Recuerdo un año, que por cierto creo que después del trauma que me causó fue el último, a la hora de irnos de las playas del Puerto Olímpico, empezamos a andar, y andar y andar. Al principio nos reíamos, terminábamos la copa poco a poco, y parecía que todo iba bien. Hasta que nos dimos cuenta de que no venía ningún taxi. Y por supuesto, cuando venía uno, siempre había alguien para quitártelo ! Y seguimos andando. Llegamos al Arco de Triunfo ! Me dirás “son sólo dos kilómetros!”. Sí, puede ser, pero a las 6 de la mañana, me parecieron 15 !! Andando, cansados, yo con frío, agobiados todos de no ver ningún taxi, y con ganas de llegar a casa. De repente, vimos la luz verde de un taxi que se estaba acercando. Se me abrió el cielo !! Cuando nos avisó de cuanto costaba la bajada de bandera, un poco más y ordeno que nos bajemos todos del taxi, indignadísima. Pero bueno, es lo que toca en la noche de Sant Joan.

Así que como lo habréis entendido, mi Sant Joan perfecta es quedarme en mi barrio El Carmel, con los amigos, tomarnos unas cañitas, unas buenas tapas y ya está. Eso sí, los petardos, los prohibiría. No lo puedo tener todo !

Feliz domingo a todos, y hasta la próxima entrada !

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + cuatro =