LA MERE POULARD

La Mère Poulard… Madre Poulard… ¿Quién será la Mère Poulard ? Ha existido de verdad ? ¿Cuál será su historia ?
En 1888, Annette Poulard y su marido Victor abren un hostal-restaurante en el Mont Saint Michel, hostal que hoy en día sigue siendo un referente en el sector hostelero, por su afán de mantener su autenticidad, recordando los antiguos albergues, sencillos, pero cuidados, y cuidades. Su restaurante mantiene un muy buen lugar en el sector gastronómico internacional, por la calidad de sus platos, y el respeto de unas tradiciones culinarias ancestrales.

Hoy en día, este restaurante es mundialmente conocido: su tortilla a la francesa no dejará de sorprenderte si un día tienes la suerte de probarla. La tortilla a la francesa forma parte de la historia de este restaurante : los peregrinos llegaban muy numerosos al Mont Saint Michel, ambrientos, y una tortilla a la francesa era la mejor manera de ofrecerles una comida rápida, y de calidad.

Pero volvamos a lo nuestro : las galletas de la Mère Poulard.

Durante más de un siglo, la fabricación y distribución de las galletas LA MÈRE POULARD se limitaban al hostal-restaurante y los alrededores : los clientes del hostal y los habitantes de la zona eran los únicos que tenían la suerte de poder disfrutar de estas galletas. Y desde más de 10 años, se ha extendido, con éxito, al mundo entero : proyección internacional muy fuerte basada en una imagen de autenticidad y un packaging que recuerda las galletas de antaño.

Hoy todavía, las famosas galletas se siguen fabricando en Francia, a unos 25 kilometros del famosísimo Mont-Saint Michel, respetando la tradición que le ha dado el éxito.

BON APPÉTIT !!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =