El cocktail más famoso de Francia

Posted on Categories: RecetasLeave a comment on El cocktail más famoso de Francia

Muuucho tiempo sin publicar !!

Con la llegada del calor, nuestra entrada de hoy girará entorno al cocktail más conocido y consumido de Francia, un cocktail a base de cerveza rubia, gaseosa y sirope de granadina.

Durante una estancia en Francia, o en casa de un amigo, habrás descubierto, sin saberlo, una bebida que se llama “demi-pêche”, o “demi-citron”, o “demi-fraise”. Perfecto, entonces sabes lo que son los siropes, tan famosos en Francia. Sino, te lo explicamos : sirope de fresa, de melón, de menta etc etc…son como jarabes, muy dulces : se echa una cantidad pequeña a la cerveza, y le da un toque dulce muy bueno. Y “demi” es el nombre que le damos en Francia a la caña de aquí.

El cocktail mas conocido y consumido en Francia, cuyo nombre desvelaremos en breve, tiene como base la cerveza, rubia, a la cual echas un poco de sirope de granadina y un poco de gaseosa. Es un cocktail muy refrescante, con bajo contenido en alcohol. En algunos sitios, el cocktail mas conocido y consumido de Francia se le llama “Tango Panaché” pero su nombre de toda la vida es el Monaco, MONACO !

Pequeña vuelta atrás, en la época “tengo 16-17 años y bebo mis primeras cervezas, entre amigos, durante las vacaciones de verano”. Caía la noche, estábamos todos reunidos en la terraza, luciendo un bronceado perfecto, nuestra falda más bonita para las chicas, y la camiseta más original para los chicos, y pedíamos, orgullosos, un “monaco” ! No teníamos la edad para beber alcohol pero a quién le importaba ? Pequeño guiño a mis primeros “monacos”, en la terraza de LA BERGERIE, en FRONTIGNAN-PLAGE, un lugar especial, cerca de Montpellier.

Volvamos a lo nuestro.

El “Monaco” sería una adaptación del famoso “snake bite”, bebida de sidra y granadina que llegó a Europa a finales del siglo XIX. Rapidamente, la sidra fue sustituida por la cerveza, bebida popular del Viejo Continente en aquella época (y hoy en día !). El color blanco de la espuma, y el color rojizo de la bebida recuerdan la bandera del principado de Monaco : el cocktailMonaco había nacido !

Puedes echar un poco de sirope de fresa, o menta, o melón a un vaso de leche bien fría, de cerveza, de cava, o a un gran vaso de agua, por ejemplo. Si lo consumes, con gaseosa, entonces estarás disfrutando de un “diabolo”, un clásico francés : diabolo-menta, o diabolo-fresa etc etc…

El cocktail más conocido de Francia ya no tiene secretos para tí.

Recuerda…lo consumes con moderación !!

Feliz semana !

 

 

La truffade

Posted on Categories: RecetasTags: , , , , Leave a comment on La truffade

Estamos en plenas fiestas navideñas, y nuestra meta de hoy es seguir sumando calorías, gracias a un plato contundente y buenísimo. Me encantan estos platos de invierno.

Hoy, os presento una delicia, pero mucho menos conocida que su primo el Aligot. ¿Qué es el Aligot por cierto ? Es una mezcla de patata en puré, de crema y de tome de Cantal o de Laguiole por ejemplo (tome con una sola “n” sí sí).

Hoy hablamos de la Truffade. ¿Qué es la truffade ? ¿Porqué se llama truffade ?
La truffade es un plato tradicional de la Auvernia, Macizo Central. El término “truffade” viene de “trufa” que significa “patata” en “auvergnat”. El ingrediente estrella de esta delicia es el Cantal, un queso con denominación de origen. De varios tipos de afinados, el Cantal Joven es el que se utiliza para la truffade.
Se trata de un plato económico y sobretodo fácil de preparar. Ya sabes que no me gusta mucho cocinar, así que si te digo que es fácil de preparar, es que lo es !

Para preparar la truffade perfecta, para cuatro personas, necesitas :
Antes de empezar, tienes que mentalizarte : la truffade NO es un plato ligero. Tiene que quedar claro.
– 1 kg de patatas
– 500g de queso Cantal joven
– Manteca si tienes, y sino, aceite de girasol.
– Sal
– Pimienta

En un momento de locura gastronómica, si se te ha ocurrido poner tocino, que sepas que es posible, pero pones tu digestión en peligro !

Venga, al ataque. Primero coges las patatas. Cualquier tipo de patatas, pero que no sean jóvenes. Las que tienes olvidadas en la despensa, o en el cajón de tu nevera.
Pones a calentar la sartén. Una sartén que sea un poco honda. Pones a derretir la manteca (o a calentar el aceite). Ahora me dirás “¿qué cantidad de aceite ?”. Recuerda que no es un plato de régimen, así que no ahorremos la grasa. No te pases, pero no te quedes corto tampoco. Más o menos como cuando preparas una tortilla. Que no se enganche la patata.
Y ahora ? A cocer la patata : media hora, más o menos, a fuego lento, sin cubrir, y removiendo regularmente, para que no se enganche. Al cabo de media hora, vas subiendo el fuego, poco a poco, durante unos diez minutos. El tiempo de cocción dependerá de la patata que hayas elegido. La patata tiene que quedar melosa por dentro, pero ligeramente frita por fuera.
Corta el queso Cantal en láminas finas, añádelo a las patatas, y pon la sal y la pimienta. Ahora, tienes que chafarlo todo pero por encima. No debes llegar al puré. Chafarlo todo para que se mezcle bien el queso con las patatas y dejar en la sarten unos minutos hasta que quede un poco dorado.

Regarás este plato con un Côtes du Rhône y…a disfrutar !

La ciruela-pasa de Agen

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on La ciruela-pasa de Agen

En nuestra nueva entrada de hoy, hablaremos de la ciruela-pasa de Agen, una especialidad gastronómica de la zona sudoeste de Francia, en el Lot-et-Garonne. Pero pobrecilla, tan mal conocida… Especialidad gastronómica, y mucho más : el mejor aliado de tu bienestar intestinal. Pero volvamos a lo nuestro : la cocina, las recetas.

Sí, la ciruela-pasa de Agen se utiliza para cocinar, y a continuación te desvelaré una de mis (mis ?) mejores recetas. Querido fiel lector, ya sabes que poco cocino, así que esta receta, mía no es, seguro. Pero tiene buena pinta, así que pronto me enfrentaré a ella. Sigamos. Hoy, cocinamos un CAKE DE CIRUELAS-PASAS. Sí, sí, has leído bien. Las ciruelas-pasas tienen varios grados de humidificación, y las que tenemos en nuestra tienda tienen un grado de 35% de humedad : les da un toque meloso, suave, buenísimo.

Coge tu libreta, tu boli y listo.

Ingredientes :
12 ciruelas-pasas 35%
Media manzana
Medio limón
150g de mantequilla
150g de azúcar
150g de harina
1 sobre de azúcar vainillado
1 pizca de sal
3 huevos

Lo primero que tienes que hacer, es encender el horno. BÁ-SI-CO. A 150 grados. Coge un molde, y úntalo con mantequilla. Coge un primer ensaladero (buf…solo de pensar en fregar todo lo que vas a ensuciar, se me quita el hambre…). Quita los huesos a las ciruelas-pasas y trocéalas. Ahora, pela la manzana, quítales el corazón y pélalas. Una vez estén troceadas las ciruelas-pasas y las manzanas, lo pones todo en el cuenco. Ralla la piel del limón y échala en otro ensaladero (el segundo ya) con la mantequilla, el azúcar, el azúcar vainillado y la pizca de sal. Mézclalo todo con la batidora hasta conseguir una pasta fabulosa, blanda y cremosa. Mezcla los huevos, tamiza la harina y mézclalo todo, rapidamente, con la maravillosa pasta que acabas de conseguir. Añade los trozos de ciruelas-pasas y de manzana. Vierte la preparación en el molde y al horno, durante una hora, más o menos.

Está tu preparación en el horno ? Muy bien, ahora ya sabes lo que te toca hacer, verdad ? Fregaaaaaar !!! Pues sí. Tienes lavavajillas ? Bueno…no sé si es mejor..llenarlo, vaciarlo…

Cuando haya pasado la hora, saca el cake del horno, y déjalo enfriar antes de sacarlo, sino, mal vamos. Cuando esté a temperatura ambiente, lo puedes degustar, y sorprender a tus invitados.

Bon appétit, y hasta la próxima entrada !!

El Génépi

Posted on Categories: Descubre Francia, RecetasTags: , Leave a comment on El Génépi

El licor de Génépi, coloquialmente llamado Génépi, y Génép’ entre amigos.

El Génépi es una planta que crece en altitud, en el macizo de los Alpes, entre 2500 y 3200 metros. Si quieres mantenerte en forma, ya sabes lo que te toca hacer este verano : recoger Génépi !! Nooooo, no podrá ser, porque hoy en día, la recogida de esta planta está muy controlada, y las destilerías utilizan plantas de cultivo.

El Génépi es la planta aromática más conocida de los Alpes, y el licor de Génépi es uno de los símbolos de los Alpes franceses. El turismo desarrolla un papel muy importante en el éxito de esta fabulosa bebida.

Desde 1893, la destilería « Distillerie des Alpes » elabora su « Génépi a la antigua » con un saber-hacer excepcional : una selección cuidadosa de las espigas de génépi, una perfecta destilación y maceración, controlando perfectamente los tiempos. De esta manera, se exaltan los sabores de la planta, sin amargor.

Porqué un génépi « a la antigua » ?

La Destilería de los Alpes se preocupa por mantener su saber-hacer que tanto la caracteriza, y por rehacer vivir los antiguos modos de fabricación, utilizando un alamabique de principios del sigle XX, y que llevaba medio-siglo sin utilizar.

 

¿Cómo disfrutar de tu licor de Génépi ? Primero, con cabeza y moderación. Es BA-SI-CO !

El licor de génépi se consume habitualmente en digestivo, fresquito. Pero lo podrás disfrutar en aperitivo, bien fresquito también, o en cocktail.

 

Receta de “la polvorosa”, para 4 personas :

  • 10 cl de génepi
  • 6cl de crema de melocotón
  • 25cl de zumo de naranja
  • 4cl de crema de casís

Preparación : nada más fácil que este cocktail : en un shaker, poner unos cuantos cubitos de hielo (recuerda que el Génépi se toma bien fresquito), y luego pones los ingredientes en este orden :

Primero el génépi, segundo la crema de melocotón, tercero el zumo de naranja y finalmente la crema de casís. Lo remueves muy bien, como si tu vida dependiera de tu manera de agitar este cocktail buenísimo, y… a disfrutar !!

Buen fin de semana, y hasta la próxima entrada !

MUFFINS DE MORBIER

Posted on Categories: RecetasTags: , , Leave a comment on MUFFINS DE MORBIER

Cuanto tiempo desde mi última entrada ! Ha pasado el verano, y si me despisto, entraremos en el invierno y seguiré sin haber publicado.

Hablando de invierno, he encontrado el compañero ideal de mis inventos en la cocina para entrar en calor ! Los que me leéis sabréis ya que la cocina y yo es una historia de amor y desamor. Pero no me rindo, jamás. Y hoy, os voy a presentar una receta, que me parece hasta fácil ! Y no dejaremos la cocina hecha un campo de batalla : hay que tener este detalle en cuenta a la hora de innovar en la cocina. El producto estrella de esta receta es un queso fantástico, y que gana mucho si se toma caliente. Es ideal para estas cenas contundentes de invierno. Esta maravilla se llama Morbier. Una delicia elaborada con leche cruda de vaca, y que tiene denominación de origen desde 2002. Nos viene directamente de la región llamada Franco-Condado.

Mi receta de hoy : muffins al Morbier y tomates secos. Bueno, digo “mi” receta, pero nos entendemos, verdad ?  Venga, som-hi.

Para 4 personas, tendrás que tener preparado :

Unos moldes especiales para muffins. Si son de silicona, mucho mejor. Es más fácil a la hora de sacarles del molde, y no se engancha.

-150g de Morbier (ya sabes dónde encontrarlo, verdad ? En Epicerie Mélanie, por supuesto)

-150g de harina

-2 huevos

-medio paquete de levadura química

-2 cucharaditas de crème fraîche

-1 cucharada sopera de leche

-1 cucharada sopera de aceite de oliva

-media cucharadita de curry

-6 trozitos de tomates secos

-2 cucharadas soperas de cebollino bien cortada, muy fina.

-Sal y pimienta

 

Pon el horno a calentar a 180º. Mientras se va calentando, preparas los muffins. Coge una ensaladera y mezcla la harina con la levadura.

En otra ensaladera, mezcla los huevos, la nata liquida, la leche, el aceite, el curry, los tomates secos cortados en trozitos, el cebollino, el Morbier cortado en pequeños dados, la sal y la pimienta. Ahora, tienes que mezclar esta preparación con la harina y la levadura. Tiene que ser rápido. Solo mezclar, y que quede bien. Ahora que tienes esta fabulosa preparación lista, tienes que rellenar tus moldes de muffins, pero solo ¾ partes, porque la masa subirá. Y al horno, durante 25 minutos.

Ahora viene la parte que hace que no cocino más a menudo : tienes que fregar, recoger, secar, guardar… Pero ¿verdad que no se nos ha acumulado tanto ? Que bien.

Han pasado los 25 minutos ? Fantástico ! Tienes que sacar los muffins del horno, y esperar un ratito a que se enfríen un poco. Los puedes comer calientes, o tibios, acompañados de una buena ensalada de rúcula por ejemplo.

Bon appétit, y hasta la próxima entrada !!